Próximo PartidoManzanares — Jimbee/4 de febrero de 2023/Antonio Caba

Comunicado oficial de la junta directiva del Quesos El Hidalgo Manzanares Fútbol Sala

11

En primer lugar, dar las gracias, en nombre de toda la Junta Directiva del Quesos El Hidalgo Manzanares Futbol Sala, por haceros eco de este comunicado, que se emite ahora para no desviar la atención del partido tan importante que el equipo disputó en Noia.

Desde la Junta Directiva queremos denunciar públicamente el comportamiento de la pareja arbitral del partido disputado frente al Valdepeñas el pasado 6 de diciembre. Y, como verán, no es quejarse por quejarse. Nadie nos va a devolver los puntos que tanta falta nos hacen, pero es necesario que la opinión pública conozca lo ocurrido en este partido.

El Manzanares se vio perjudicado en varias jugadas, no en una o en dos, ni siquiera en tres. Jugadas, especialmente las de los cinco últimos minutos del partido, que influyeron en el desarrollo del mismo. Este martes se dará traslado de un informe, junto a una queja formal, tanto al Comité de Árbitros de la Federación Española como al propio de la Federación de Castilla-La Mancha, solicitando que dicha pareja no nos vuelva a arbitrar en la medida de lo posible. Tan mal estuvieron los hechos como las formas.

Por citar algunos ejemplos, tenemos un posible penalti a Matamoros que desemboca en el empate a uno; la infracción de tiempo a Antonio Navarro antes de cruzar la línea del centro del campo cuando tan solo habían transcurrido tres segundos; el agarrón de Abassi que suponía la sexta falta del Valdepeñas y que los colegiados convirtieron en falta en contra del Manzanares al borde del área; el claro empujón de Lazarevic a Deivao, que debió ser un nuevo doble-penalti; y, no contentos con todo lo relatado, otra infracción de tiempo en un saque de banda de Cortés que acabó con la expulsión del ala almeriense, la jugada que acabó por decidir el partido. Los colegiados comenzaron a contar sin estar el balón en el suelo y pitaron, premeditadamente, a los tres segundos, cuando el reglamento indica que tiene que ser al cuarto.

Además, durante el partido permitieron que un jugador visitante les amenazara, llegando a tocar el pecho de uno de los árbitros sin que viera tarjeta amarilla. Nueve y una roja recibió el equipo local y tan solo dos el visitante (una al entrenador y otra al portero por protestar al final del partido, cuando realizaron un mayor número de faltas). Pero lo más grave es que el señor Carrión Álvarez se permitió el lujo de decir, textualmente, “tú, cállate, que eres un feo” a uno de nuestros jugadores. De momento no vamos a decir su nombre, pero no tenemos problema, si fuera necesario, en que él mismo lo confirmase. El señor Carrión Álvarez sabe perfectamente a quién nos referimos.

Y para terminar con esta persecución, en la zona de acceso a los vestuarios, con sonrisa desafiante, se atrevió a poner en el acta que les amenacé y que me sujetaban cuatro personas de mi equipo, otra mentira más porque mi equipo estaba en ese momento dentro de la pista. Es cierto que estaba bastante cabreado por el arbitraje, pero la realidad es que estaba discutiendo con mi hermano y un directivo, dos personas a las que les dije, de nuevo textualmente: “Dejadme, coño, que no les voy a decir nada, que voy a la pista”. Mientras, los colegiados pasaban sonriendo a los vestuarios, hecho que pueden corroborar las personas presentes.

No queremos que nos den nada, pero tampoco que nos quiten. Lo que no es de recibo es que personas responsables en las designaciones en el departamento del señor Galán no se pararan a pensar el partido que era, lo que había en juego y la rivalidad para enviar a una pareja preparada (esta quedó más que claro que no lo está). No conformes con ese, enviaron también a un mesa de Valdepeñas que, para colmo, pitó un tiempo muerto a favor del equipo visitante con el balón ya en juego. Los colegiados, por supuesto, lo concedieron.

Muchos equipos nos estamos jugando mucho, unos pro-RFEF y otros no, pero todos debemos pelear los puntos con las misma herramientas. Los árbitros tienen derecho a equivocarse, como también nos equivocamos nosotros y se equivocan los entrenadores y los jugadores, pero no de forma tan seguida y siempre a favor de los mismos, como ocurrió el martes 6 de diciembre. Nos hemos visto en la obligación de realizar este comunicado en defensa de nuestros intereses como club, de nuestros patrocinadores y nuestros aficionados. Solo pedimos respeto, que es lo que no hubo por parte del señor Carrión Álvarez y dejar claro que esto nada tiene que ver con el Viña Albali Valdepeñas, club rival pero amigo. Ellos hicieron su trabajo y aprovecharon las circunstancias, como hubiera hecho cualquiera.

En otro orden de cosas, ya que tanto dio que hablar, queremos indicar que el protocolo de seguridad en estos partidos lo coordina y dirige la Guardia Civil, que es quien decide cómo deben entrar los aficionados visitantes, dónde coger el autobús, etc. El club, en ningún caso, es quien avisa ni decide nada de todo lo que se ha estado comentando. El lunes anterior al partido hubo una reunión organizada por el teniente de la Guardia Civil, donde estuvieron presentes el jefe de la Policía Local, el concejal de Seguridad el Ayuntamiento de Manzanares y responsable de Seguridad del club. Allí se coordinó y se concretó cómo se iba a proceder: cierre de la calle, acompañamiento del autobús, acompañamientos de los aficionados…

Una vez aclarado esto, sí queremos denunciar que ni los que insultan por nuestra parte y entran en las provocaciones ni los que detrás de un móvil van haciendo peinetas o sacando la manita para provocar mientras graban representan a ninguna afición. No entienden lo que es el deporte y, sin darse cuenta, dañan mucho a sus ciudades y aficionados. Desde aquí pedimos que los que vayan a ver un partido de fútbol sala, sea la afición local o la de fuera, se dediquen a animar a su equipo y a disfrutar de este bonito deporte que, entre unas cosas y otras, nos estamos cargando.

Por último, queremos mandar un mensaje de ánimo y apoyo a la plantilla y al cuerpo técnico. Somos conscientes que lograr la permanencia, como ya ocurrió la pasada temporada, es una empresa muy compleja, pero el club va a darlo todo para intentar alcanzar de nuevo este objetivo.