Próximo PartidoManzanares FS — Peñiscola FS/25 de febrero de 2024/Manzanares Arena

El Quesos El Hidalgo busca ampliar la racha victoriosa ante el colista

11

Juanlu Alonso: “El equipo tiene hambre y va a seguir apretando los dientes”

El Quesos El Hidalgo Manzanares Fútbol Sala recibe este sábado al Family Cash Alzira en un partido correspondiente a la decimocuarta jornada de Liga en Primera División. El choque, con arbitraje de Carrillo Arroyo y Cordero Gallardo, dará comienzo a las 19.00 horas en el Pabellón Municipal Manzanares Arena y se podrá seguir en directo a través de FEF TV. Los valencianos eliminaron a los manchegos en la Copa del Rey la pasada temporada.

En la última jornada de Liga, el conjunto dirigido por Braulio Correal perdió en casa ante Industrias Santa Coloma (3-5) y marcha en última posición con tres puntos. El Quesos El Hidalgo, por su parte, encadenó su cuarta victoria liguera consecutiva en la pista del Noia Portus Apostoli (2-6) y ascendió hasta la segunda posición. Los pupilos de Juanlu Alonso suman 28 puntos.

El entrenador del Quesos El Hidalgo considera “anecdótica” la posibilidad de alzarse con el liderato: “No va a servir de mucho, pero no te voy a negar que sería una satisfacción personal y para el grupo, y si sirve de motivación para afrontar el partido al 100%, bienvenida sea”. Juanlu Alonso asegura que el equipo sigue teniendo hambre: “Somos ambiciosos y vamos a seguir apretando los dientes para que sean otros los que nos bajen de ahí”.

Alonso reconoce que el partido de este sábado era uno de los que más le preocupaba de este mes de noviembre. “Alzira no es un rival que no esté compitiendo, sino que está gestionando mal los finales de partido”, afirma el preparador de Alcobendas, que añade que, además, al Manzanares se le da mal. “Defienden muy bien, conceden poco y a balón parado y a la contra son peligrosos. Es un perfil muy parecido al del Betis, que ya nos ganó”, resalta.

El técnico madrileño recupera para este partido a Javi Alonso, pero pierde a Juan Emilio por lesión. El pívot de Gádor sufre un esguince de tobillo y su periodo de baja está pendiente de evolución, aunque las primeras pruebas descartaron una lesión grave.